El gobernador advirtió que Córdoba está en un nivel muy alto de contagios y remarcó que priorizará “el trabajo, la producción y la presencialidad en las escuelas”.

El gobernador Juan Schiaretti volvió ayer a apelar ayer a la responsabilidad individual para evitar el avance de los contagios de coronavirus y no descartó implementar restricciones si la curva continúa en alza.

En el marco del lanzamiento del Programa de Asistencia y Protección a la Embarazada y al Bebé 2021, el mandatario remarcó que “estamos en un nivel de casos muy altos en la provincia, más allá de que Córdoba tiene margen en cuanto a la cantidad de camas críticas desocupadas para enfrentar la pandemia”.

“El número está muy alto y tenemos que bajar la cantidad de casos”, afirmó.

Y agregó: “Por eso les pido a todos que cumplan con las disposiciones que establecimos los intendentes y el Gobierno provincial. De esa manera evitaremos tomar otro tipo de medidas”.

Asimismo, Schiaretti reiteró que la Provincia priorizará mantener “el trabajo, la producción y la presencialidad en las escuelas” y insistió en que las reuniones sociales “son el mayor foco de contagio”.