El presidente aseguró que cuando termine la crisis, trabajará para que «rápidamente la economía se ponga en marcha». Llamó a «terminar con la lógica de la meritocracia», donde «el rico más mediocre tiene más posibilidades que el más brillante de los pobres».

El presidente Alberto Fernández reiteró ayer que “la vida sigue siendo lo más importante», a días del vencimiento del plazo de la extensión del aislamiento social y obligatorio.

El mandatario visitó Santiago del Estero en su primer recorrido por el interior del país desde el aislamiento social, donde afirmó que «estamos evaluando cómo seguirá este proceso. Es un problema de todos, no de ninguna provincia en particular”.

Asimismo, el mandatario remarcó además que «no están en discusión las bondades del capitalismo, sino la discriminación» que genera este sistema, sobre todo en el contexto de la pandemia, por lo que llamó a «terminar con la lógica de la meritocracia», por la cual «el rico más mediocre tiene más posibilidades que el más brillante de los pobres».

Respecto a la economía, Fernández aseguró que, cuando termine la crisis sanitaria, el Gobierno nacional trabajará para que «rápidamente la economía se ponga en marcha».

Debemos ser severos. Estamos hablando de las vidas y la salud de las personas. Vamos a ir recuperando, poco a poco, una normalidad que será distinta”, remarcó.

Al ser consultado sobre la deuda externa, insistió en que su gobierno no asumirá «ningún compromiso con la deuda que postergue a los argentinos» y vaticinó que la economía volverá a «levantarse», como en 2003.

“En estos días que leo en los diarios que corremos el peligro de caer en default mañana, me pregunto por qué se mienten así, si estamos en default desde antes de diciembre, solo que no lo escriben, lo ocultan”, advirtió.

«Renuevo mi compromiso con cada argentino; no vamos a asumir ningún compromiso con nuestra deuda que postergue a los argentinos; no vamos a someter a la Argentina a nuevos compromisos que no podamos cumplir”, concluyó el mandatario.

El presidente visitó el departamento de Robles, acompañado por el gobernador, Gerardo Zamora, donde realizó el corte de cinta de Mega Alfalfa Argentina (MAA), una empresa agroindustrial que produce forraje para ganado, para consumo interno y externo.

Participaron también los ministros de Interior, Eduardo de Pedro; y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; y el secretario de Obras Públicas, Martín Gill.

En la ciudad capital, el mandatario recorrió las obras de ampliación de colectores, redes cloacales y conexionado extra domiciliario, que beneficiará a 37.600 habitantes directos y a 180 mil indirectos, con una cobertura del 100 por ciento de desagües cloacales.

Estos trabajos demandaron una inversión estimada de 2.267 millones de pesos.

Además, encabezó la puesta en valor de la Escuela del Centenario, que requirió una inversión de 226 millones de pesos, y cuyas aulas, patio y microestadio fueron refaccionados y ampliados integralmente.