La cantante pop eligió al exfiscal federal, Mathew Rosengart, para que la represente en el litigio por su tutela de 13 años.

Un juez del Palacio de Justicia de Stanley Mosk autorizó a la cantante pop Britney Spears a designar a su propio abogado, en el marco del litigio por la tutela concedida a su padre, Jamie Spears.

Según publicó el portal Variety.com, la artista designó a Mathew Rosengart, un exfiscal federal que representó a celebridades de Hollywood como Sean Penn, Steven Spielberg, Julia Louis-Dreyfus y Keanu Reeves, en reemplazo de los letrados designados por el tribunal.

El caso inició en 2008, cuando Jamie Spears pidió la tutela de su hija tras padecer un colapso de salud mental. Actualmente es la única persona a cargo de su patrimonio de 60 millones de dólares.

Al declarar ante el tribunal, la cantante acusó que “están permitiendo que mi papá arruine mi vida” y manifestó que siempre estuvo “extremadamente asustada de su papá”.

“No soy una persona perfecta… pero su objetivo (de la tutela) es hacerme sentir como si estuviera loca”, reprochó a la vez que manifestó su intención de demandar a su padre por “abuso”.

Britney reveló además que fue sometida a métodos de anticoncepción y a tratamientos médicos sin su consentimiento, como así también a trabajar de manera forzada sin días de descanso.