El Ministro de Seguridad bonaerense fue repudiado luego de afirmar que los dirigentes de derechos humanos «cobran sueldos de los más importantes del Estado, viven viajando y dando conferencias pero nunca aportan nada ni contribuyen a la gestión».

El Ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, debió salir ayer pedir disculpas luego del repudio unánime que causaron sus críticas a los organismos de derechos humanos.

En el marco de una entrevista concedida el domingo al canal A24, el funcionario opinó que las organizaciones de Derechos Humanos «cobran sueldos de los más importantes del Estado, viven viajando y dando conferencias pero nunca aportan nada ni contribuyen a la gestión» y aseguró que referentes de esas agrupaciones rechazaron su propuesta para asumir la administración de la Dirección de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense, que depende del ministerio a su cargo.

Dichas declaraciones fueron cuestionadas por los organismos de derechos humanos que emitieron un comunicado conjunto en el que afirmaron que «las declaraciones vertidas por Berni, refiriéndose al ‘sector de los Derechos Humanos’ de manera despectiva y estigmatizante, ofenden nuestra historia y nuestra lucha».

En el texto -firmado por las Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, HIJOS y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), entre otros organismos- las agrupaciones llamaron al ministro de Seguridad «a la reflexión y a abocarse a los temas que atañen a su cartera, entre ellos el reclamos policial y los casos de violencia institucional» a la vez que remarcaron que este tipo de declaraciones «no pueden tener lugar en un movimiento popular que ha asumido las banderas de Memoria, Verdad y Justicia como pilares fundamentales para el sostenimiento de la democracia».

Finalmente, el documento recuerda a Berni que «la exposición mediática no reemplaza a la gestión y que debería abocarse a atender las problemáticas de su cartera, entre ellas la forma inaceptable en la que la Policía bonaerense, bajo su mando, reclamó frente a la Quinta de Olivos la semana pasada y los numerosos casos de violencia institucional que la involucran, incluido el de Facundo Castro».

En tanto, desde el Gobierno bonaerense se despegaron de los dichos de Berni. Al respecto, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, aclaró que «fueron declaraciones que hizo el ministro (Berni), en un reportaje, a título personal» y remarcó que «la posición oficial del gobierno de la provincia de Buenos Aires es la que es pública y conocida, de total apoyo a todas las causas de reconocimiento histórico a la lucha por la verdad, la memoria y la justicia».

Luego del repudio generalizado y de que el Gobierno le soltara la mano, Berni pidió disculpas por Twitter. «Mis disculpas si alguien se sintió ofendido o aludido por mis declaraciones vertidas en el día de ayer, sobre todo mi respeto a Madres, Abuelas, Hijos, y familiares de víctimas de la dictadura cívico militar. Les debemos parte importante de la reconstrucción de la democracia», afirmó Berni.

Y agregó: «Vale la pena una aclaración. Cuando me preguntan por Verbitsky, tengo claro que no me refiero ni a la historia, ni a las luchas de los organismos de DDHH, a quienes respeto, reconozco y admiro, me refiero a quien aprovecha esos espacios para construir su propia trayectoria«.