El jefe de Gabinete destacó medidas del Gobierno para mitigar los efectos de la pandemia como el IFE, los ATP, la asistencia alimentaria y el congelamiento de tarifas, entre otros, a la vez que pidió terminar con «el discurso del odio».

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó ayer el accionar del Gobierno frente a la crisis económica y social derivada de la pandemia de coronavirus y aseguró que el Estado «realizó un esfuerzo sin precedentes» para mitigar las consecuencias de la misma.

Al exponer en la Cámara de Diputados donde presentó su informe sobre la marcha de gobierno, el funcionario pidió terminar con «el discurso del odio» y aseguró que «el diálogo político y democrático es para nosotros un ejercicio diario y no solo comunicacional”.

En este sentido, el jefe de ministros dijo que el discurso del odio «va en contra de la democracia» y advirtió que es «peligroso» el ataque a las comunidades científicas, a través de «noticias falsas» que se «inventan», frente a una sociedad «que está asustada y conmovida».

«Al odio no se lo combate con más odio; se lo combate con democracia”, remarcó.

Asimismo, Cafiero remarcó que en una crisis la sociedad «busca respuestas en el Estado» porque «nadie espera que el mercado distribuya recursos o coordine cuidados específicos».

Seguidamente, el Jefe de Gabinete enumeró las medidas impulsadas por el gobierno para hacer frente a las consecuencias sociales y económicas de la pandemia y destacó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), los ATP, la asistencia alimentaria a los sectores mas vulnerables, el congelamiento de alquileres y de las cuotas de créditos hipotecarios, entre otras.

«Estamos haciendo un esfuerzo sin precedentes en el Estado”, subrayó a la vez que remarcó que «a las crisis preexistentes se suman nuevas crisis» y a una economía «que ya venía dañada se suma la amenaza de la pandemia, la amenaza a la vida y al trabajo”.