En tanto, Ramón Mariano Rodríguez recibió la pena de seis años de cárcel por los delitos de abuso de arma reiterado y coacción calificada reiterada.

La Cámara 5ª del Crimen de Córdoba condenó ayer a prisión perpetua a Franco Daniel Tapia, por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y alevosía y hurto calamitoso, al ser considerado autor del disparo que mató a Santiago Orellano, el joven que jugaba un partido de fútbol barrial en barrio Comercial.

El tribunal determinó que el hombre no solo asesinó a Orellano, sino que además le robó el celular y la billetera mientras agonizaba.

Al hacer pronunciar sus últimas palabras antes de escuchar la condena, Tapia dijo que el crimen «es un error que cometí» y pidió disculpas a la familia de Orellano.

Además, el tribunal condenó a Ramón Mariano Rodríguez a seis años de cárcel por los delitos de abuso de arma reiterado y coacción calificada reiterada.

El hecho ocurrió el 22 de agosto del 2020, en barrio Comercial, cuando Santiago Orellano recibió un disparo en la cabeza mientras veía un partido de fútbol junto a un amigo. Además, los autores del ataque también le robaron el celular y la billetera mientras agonizaba.