Se trata de Mariano Dacosta, Iván Amarilla y Hernán García, quienes se negaron a declarar ante el fiscal a cargo de la investigación por el crimen de la menor que recibió un balazo durante un enfrentamiento entre dos bandas en el Complejo Habitacional Nicolás Avellaneda.

Un hombre de 28 años fue detenido ayer y ya son tres los detenidos sospechados de participar del enfrentamiento entre bandas en la localidad bonaerense de Dock Sud que terminó con el asesinato de Lola Jazmín Montero, la bebé de cinco meses que recibió un disparo en la cabeza mientras estaba en brazos de su madre.

Se trata de Mariano Dacosta, señalado como líder de una de las bandas en cuestión quien fue capturado por efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Avellaneda luego de estar varias horas prófugo.

De esta forma, Dacosta se suma a los ya detenidos Iván Amarilla (21) y Hernán García (24), sospechados de haber efectuado los disparos durante la disputa.

Según fuentes judiciales, los tres acusados –imputados por el delito de «homicidio agravado por el uso de arma de fuego»- se negaron a declarar ante los fiscales Laborde y Solange Cáceres, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 Avellaneda.

Los acusados se negaron a declarar y continuarán detenidos por ese delito y en el caso de García y Amarilla también les imputaron la «tenencia ilegal de arma de guerra».

Por otra parte, los forenses informaron a la fiscalía que pudieron retirar el proyectil del cuerpo de la víctima pero advirtieron que la bala está deformada, por lo  que podría presentar dificultades para un cotejo balístico.

El crimen de Lola ocurrió en la noche del jueves en el complejo habitacional Nicolás Avellaneda, sobre la calle Manuel Estévez al 1000 de Dock Sud.

La niña se encontraba en brazos de su madre, quien había ido a comprar pan, y fue alcanzada por una bala en la cabeza proveniente de un cruce entre presuntos barras de Dock Sud y de San Telmo.

La niña fue trasladada en un patrullero al Hospital Fiorito de Avellaneda, donde los médicos constataron su muerte a raíz de una herida en el hemisferio izquierdo con estallido de cráneo.