El Ministerio de Educación precisó que se trata de 89 primarias y 80 secundarias que “representan el 22% de los colegios de gestión privada del distrito, de un total de 766″.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires habilitó a 169 establecimientos educativos -89 primarias y 80 secundarias- privados a iniciar “actividades presenciales no educativas” para alumnos de los últimos años de cada ciclo.

Al respecto, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, afirmó que «estamos muy emocionados con la respuesta que tuvo esta primera instancia de apertura de los últimos niveles de las escuelas de la Ciudad».

«Son 169 escuelas de gestión privada quienes ya pidieron permiso para abrir sus puertas y quedaron habilitadas por el Ministerio para hacerlo. Vamos a seguir trabajando día a día para que todos los chicos y chicas de la Ciudad puedan reencontrarse con sus compañeros y docentes», dijo la funcionaria.

Según explicaron desde el Gobierno porteño, estas instituciones deben declarar que conocen y van cumplir el protocolo para la apertura de estas actividades escolares que fue aprobado por las autoridades de todo el país.

El protocolo establece que los chicos asistirán en turnos de entre una hora y media y cuatro, y que entre turno y turno debe haber media hora cómo mínimo para desinfectar todo el lugar.

Cabe aclarar que, si bien todos estos colegios están autorizados a arrancar las actividades desde este mismo viernes, cada uno de ellos lo hará de acuerdo a su propio plan de implementación.