Según el Indec, en diciembre el intercambio de bienes con el exterior dejó una ganancia de US$ 1.102 millones y cerró el año con saldo positivo. En 2022, las exportaciones sumaron US$ 88.446 millones y las importaciones, US$ 81.523 millones.

El intercambio comercial del año pasado cerró con un superávit de US$ 6.923 millones, contra la ganancia de US$ 14.751 millones de 2021, informó el Instituto de Estadística y Censos (Indec).

Este resultado se obtuvo luego de que diciembre concluyera con una ganancia de US$ 1.102 millones, contra los US$ 371 millones de igual mes de 2021.

Durante el año pasado, las exportaciones sumaron US$ 88.446 millones y las importaciones, US$ 81.523 millones, por lo que el intercambio se incrementó durante el año pasado 20,4% y alcanzó los US$ 169.969 millones.

Las ventas al exterior aumentaron 13,5%, es decir uno US$ 10.512 millones adicionales, como resultado de una suba del 16,2% en los precios y una reducción del 2,3% en las cantidades.

En tanto, la facturación de las importaciones se incrementó 29%, a US$ 18.339 millones por un aumento de 16,3% en los precios y de 11% en las cantidades.

En el análisis de las exportaciones por grandes rubros, se destacó el ascenso del 15,8% de las Manufacturas de Origen Industrial (MOI) para sumar US$ 3.148 millones, debido a las mayores ventas de material de transporte terrestre, con un incremento de 23%; productos químicos y conexos, 15,9%; metales comunes y sus manufacturas.

Le siguieron en importancia las exportaciones de Combustible y Energía (CyE), 58,9% por el crecimiento de 109,3% observado en las ventas de petróleo crudo y, en menor medida, de carburantes.

Las exportaciones de Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) aumentaron 7,1% (US$ 2.190 millones), impulsadas por un crecimiento de 18,8% en las ventas de carnes y sus preparados (US$ 657 millones), seguido por residuos y desperdicios de la industria alimenticia; y grasas y aceites (que subieron US$ 506 y US$ 476 millones, respectivamente) y productos lácteos (con US$ 279 millones adicionales).

Contrariamente, se observaron caídas en bebidas, líquidos alcohólicos y vinagre; frutas secas o procesadas; y otros productos de origen animal.

En los Productos Primarios (PP) creció 9,4% (US$ 2.059 millones), por mayores ventas de cereales; en particular trigo y morcajo.

También se incrementaron las ventas de tabaco sin elaborar y miel, mientras que pescados y mariscos sin elaborar; frutas frescas; minerales metalíferos, escorias y cenizas; y lanas sucias registraron bajas.

En cuanto a las importaciones, se destacó el aumento del 120% en Combustibles y Lubricantes, unos US$ 7.025 millones, por mayores compras gasoil; gas natural licuado; entre otros.

(Fuente: Telam)