El Indec informó que la Canasta Básica Total subió 1,7%, mientras que la Alimentaria creció 0,9% y costó $ 18.029.

Una familia tipo, compuesta por dos menores y dos adultos, necesitó en junio 43.810,70 pesos para no ser pobre y 18.029,10 pesos para no vivir en la indigencia, informó ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

De esta forma, la CBA registró en junio una suba del 0,9 por ciento respecto a mayo anterior, mientras que la CBT avanzó 1,7 por ciento.

Según el informe oficial, el incremento de la CBT se debe al aumento del 6,6 por ciento de la categoría Indumentaria y Calzado.

De esta forma, la CBA, que mide la evolución de los precios de productos alimenticios necesarios para la subsistencia, acumuló un incremento del 15,7 por ciento en el primer semestre del año.

En tanto la Canasta Básica Total, que mide los ingresos necesarios para pagar alimentos y bebidas, indumentaria y servicios de una familia tipo, subió 12,4 por ciento entre enero y junio.

En los últimos 12 meses, el costo de la CBA aumentó 45,3 por ciento y el de la CBT el 40,7 por ciento.