Según el Indec, se trata de la mejora más importante de los últimos dieciocho meses. Las ventas en shoppings se incrementaron 307 por ciento interanual.

Las ventas en los supermercados crecieron en septiembre 6,4 por ciento interanual, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Se trata de la mejora más importante de los últimos dieciocho meses, desde marzo de 2020, antes de la pandemia, cuando las ventas crecieron 9,3 por ciento, impulsadas por el temor al desabastecimiento frente a las medidas de aislamiento sanitario por el coronavirus.

Por su parte, las ventas en negocios mayoristas aumento 8 por ciento interanual, mientras qie en shoppings las ventas totales a precios constantes en septiembre sumaron $4.466,3 millones, lo que representó un incremento de 307,0 por ciento interanual.

El organismo explicó que, en la variación mensual, las ventas en los supermercados de septiembre estuvieron 4 por ciento debajo de las de agosto y en los mayoristas la merma fue de 0,8 por ciento.

En septiembre, las ventas a precios corrientes en el salón de ventas ascendieron a $ 118.693 millones, lo que representó el 96,3 por ciento del total y mostró un aumento del 62,3 por ciento respecto a igual mes del 2020.

Por su parte, las ventas a precios corrientes por el canal online sumaron $ 4.555 millones, lo que representó el 3,7 por ciento del total y un alza del 15,5 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

En septiembre, las ventas realizadas en efectivo ascendieron a $ 37.879 millones, lo que representó el 30,7 por ciento del total y mostró del 56,1 por ciento respecto a septiembre de 2020.

Por su parte, las operaciones concretadas con tarjetas de débito sumaron $ 34.277millones, equivalente al 27,8 por ciento del total.

En tanto, las compras abonadas con tarjeta de crédito sumaron $ 44.023 millones, lo que representó un 35,7 por ciento de las ventas totales con una suba interanual del 59,6 por ciento.

Por último, las realizadas mediante «otros medios de pago » ascendieron a $ 7.068 millones, 5,7 por ciento del total y un aumento del 55,6 respecto al mismo mes del año anterior.
En las ventas a precios corrientes, los grupos de artículos con los aumentos más significativos respecto al mismo mes del año anterior resultaron «Alimentos preparados y rotisería», 101,6%; «Indumentaria, calzado y textiles para el hogar», 76,3%; «Carnes», 75,8% y «Bebidas», 74,8%.

En tanto, la facturación a precios constantes en los grandes centros de compra, que permanecieron prácticamente cerrados durante casi todo el año pasado por las restricciones para combatir la pandemia, el aumento fue del 307 por ciento.

Las ventas totales a precios corrientes en septiembre de 2021, para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, alcanzaron los $ 7.809 millones, lo que representó un incremento porcentual interanual de 1.148,8 por ciento.

En los 24 partidos del Gran Buenos Aires, las ventas totales a precios corrientes fueron de $ 6.839 millones de pesos, lo que constituyó un aumento del 1.368,9 por ciento con relación al mismo mes del año anterior.

Por su parte, la Región Pampeana alcanzó un total de ventas a precios corrientes de $ 5.601 millones de pesos, equivalente a una suba de 310,4 por ciento respecto a septiembre de 2020.