El Presidente defendió el decreto mediante el cual se incrementó la mínima un 13%, mientras que la más alta subió 3,75%.

El presidente Alberto Fernández aseguró ayer que el aumento aplicado para los jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) no es «un ajuste» y cruzó a los medios de comunicación que «desinforman» al intentar «imponer esa falsa idea».

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario afirmó: «Este es un ejemplo de cómo se desinforma. Ciertos medios afirman que ha habido un ajuste sobre los jubilados cuando en realidad eso no pasó. Difunden de modo sesgado un informe del CEPA para poder imponer esa falsa idea del ajuste».

Cabe recordar que el gobierno aplicó por decreto un aumento del 13 por ciento para la jubilación y pensión mínimas, la Asignación Universal por Hijo (AUH) y beneficiarios de asignaciones familiares, el cuadro de percepciones mensuales quedará modificado a partir del 1 de marzo, fecha en la que entrará en vigencia el porcentaje.

El incremento, que percibirá la totalidad de los beneficiarios del régimen general, está compuesto por una suma fija de 1.500 pesos más un monto del 2,3 por ciento y, en ese sentido, el aumento equivalente a la jubilación más bajas será del 13%, pero para la más alta será de 3,75 por ciento.

De esta manera, el grupo compuesto por los jubilados y pensionados por la mínima pasarán de 14.068 a 15.891.50 pesos.

En tanto, los beneficiarios de la AUH cobrarán en marzo 356 pesos más y pasarán de 2.746 a 3.102 pesos.

Por último, la asignación familiar por nacimiento será de 3.505, y por matrimonio, 5.416 pesos.