Según la CAME, la brecha de precios se ubicó en 5,01 veces en septiembre, y la participación del productor en el precio final bajó a 25,7%.

La brecha de precios para el promedio de los productos agropecuarios que participan de la mesa familiar se ubicó en 5,01 veces en septiembre, y la participación del productor en el precio final bajó a 25,7%, informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

De esta forma, la brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios en el campo revirtió la caída de agosto y saltó 21% en septiembre. El aumento fue impulsado por las subas mensuales en las brechas del zapallito (80,5%), el tomate (63,2%), y el pimiento rojo (64,9%).

Según el informe, hubo 19 productos con subas de brechas y cinco con bajas, lo que explica el fuerte salto.

En promedio, los consumidores pagaron 5,01 veces más de lo que cobró el productor por los productos en la tranquera de sus campos, cuando en agosto la diferencia fue de 4,14 veces.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.

La CAME precisó que en septiembre el IPOD frutihortícola subió 25,9% en el mes y la brecha para esos productos promedió en 4,44 veces. En un año cayó 8,7%.

En tanto, el IPOD ganadero bajó 1,2% (a 3,38 veces) y se ubicó 6,9% abajo del mismo mes de 2019.

En septiembre, la mayor brecha se detectó en la zanahoria, donde el precio se multiplicó por 12,09 veces desde que salió del campo, seguida por la manzana (10,17 veces), la pera (8,47 veces), y el zapallito (8,23 veces). En el caso de las pomáceas, el productor entrega su producción a los galpones de empaque durante el primer trimestre de cada año. Luego, la comercializadora fija el precio y la forma de pago.

Los productos con menores brechas, en tanto, fueron: la frutilla (1,64 veces), el pollo (2,04 veces), la acelga (2,45 veces), y la cebolla (2,58).

Este mes los dos extremos estuvieron dados por la zanahoria, con una brecha de 12,09 veces, y la frutilla, donde la brecha fue de apenas 1,64 veces.

Finalmente, la CAME reveló que la participación promedio del productor en el precio final pasó de 28,9% en agosto a 25,7% en septiembre. La mejor situación la tienen los productores de frutilla, que recibieron el 61% de los precios de venta minorista de esta fruta. En cambio, en la zanahoria el productor apenas recibió el 8,3% del precio final.