Los efectivos fueron imputados por incumplimientos de los deberes de funcionario público y puestos en situación pasiva.

La fiscal Fabiana Pochettino imputó a once guardiacárceles por incumplimiento en los deberes de funcionario público, en el marco de la investigación por la fuga de tres presos del penal de Cruz del Eje, quienes estaban infectados con Covid-19.

A su vez, Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario resolvió que los empleados fueran puestos en situación pasiva.

El hecho ocurrió el 27 de octubre pasado, cuando Facundo Enzo Gabriel Mercado, de 25 años; Edgardo Marcelo Merlos Barrientos, de 38 años; y Adrián Alberto Herrera, de 30  años, se fugaron del hospital Aurelio Crespo de Cruz del Eje, donde estaban internados.

Tras un fuerte operativo, horas después de la fuga se logró capturar a Barrientos y a Mercado en distintas zonas rurales, mientras pasada la tarde, fue hallado Herrera.