Según el Centro de Almaceneros, en el décimo mes del año, la inflación fue de 3,25%.

Una familia tipo cordobesa, compuesta por dos adultos y dos menores, necesitó en octubre 51.073,32 pesos para no ser pobre, según el informe mensual del Departamento de Estadísticas y Tendencias del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes minoristas de Córdoba. Se trata de 1.702,44 pesos diarios.

De esta forma, la Canasta Básica Total registró una suba mensual del 3,25 por ciento, con lo que la inflación acumulada durante 2020 asciende a 28,08 por ciento y en los últimos 12 meses suma un alza del 39,12 por ciento, superando el 35 por ciento proyectado por el organismo para todo el corriente año.

Según el informe, las mayores variaciones ocurridas durante octubre 2020 se registraron en los siguientes rubros: Alimentos y Bebidas (3,45%); Equipamiento y Mantenimiento del Hogar (4,30%), Indumentaria y Calzados (6,10%), Medicamentos (3,40%), y Bienes y Servicios Varios (4,60%).

Según el relevamiento de Almaceneros, el 29,20 por ciento de los encuestados no pudo acceder a la totalidad de los productos de la Canasta Básica de Alimentos, mientras que el 70,80 restante logró acceder totalmente a los alimentos básicos esenciales, y más de la mitad solo pudo hacerlo con ayuda del Estado (IFE- AUH – Tarjeta Alimentar – Tarjeta Social Córdoba, etc.).

Un 56 por ciento de encuestados, utilizó más del 40 por ciento de sus recursos económicos mensuales para abastecer de alimentos a su grupo familiar.

En tanto, el 36,75 por ciento manifestó no haber podido afrontar en totalidad los gastos corrientes, de contingencia y/o expensas durante éste mes; el 28,50 por ciento debió recurrir a financiación con tarjetas de crédito. Un 21,50 por ciento pidió financiaciones comerciales, empresariales o recurrió a préstamos personales y/o bancarios; mientras que solo el 12,25 por ciento pudo afrontar dichos gastos con efectivo corriente o tarjeta de débito.

Finalmente, el informe reveló que durante octubre cerraron 147 unidades comerciales en Córdoba, mientras que el volumen de venta de los locales registró una caída del 8 por ciento.