Se trata de la caída más profunda desde 1994, según datos de la UIA. Respecto a marzo, la baja fue del 17,4%.

La actividad industrial registró en abril pasado una caída de 31 por ciento interanual, la baja más importante desde 1994, según el informe del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU).

En tanto, frente a marzo, la actividad fabril bajó 17,4 por ciento, mientras que en el primer cuatrimestre del año acumuló una baja de 11,9 por ciento respecto a igual período de 2019.

La UIA recordó que abril fue el primer mes de aislamiento social y obligatorio pleno, por lo que la mayoría de las actividades se vieron suspendidas y anticipó que, si bien durante mayo se fue habilitando la producción de algunos sectores, «los datos preliminares anticipan una fuerte caída de la producción».

Por otra parte, la utilización de la capacidad instalada llegó el 42 por ciento en promedio, es decir, 19,6 puntos porcentuales menos que en igual mes de 2019.

Sólo aquellos rubros considerados esenciales, como alimentos y bebidas y la producción de sustancias y productos químicos, presentaron caídas más moderadas e incluso leves subas interanuales  durante la cuarentena.

En cuanto a la medición desestacionalizada, el informe afirma que la actividad industrial registró una caída de 30,6 por ciento interanual y de 17,1 por ciento mensual.

En tanto, el rubro automotriz estuvo completamente paralizado con una producción nula en abril que implicó una caída histórica del 100 por ciento, seguido por minerales no metálicos, incluyendo a los despachos de cemento, con una baja de 67 por ciento interanual.

Asimismo, los productos textiles se contrajeron 57,8 por ciento.

«Las perspectivas para la industria son poco alentadoras a pesar de las habilitaciones para producir en algunas regiones del país. Las empresas aún enfrentan una muy baja demanda tanto interna como externa y serias dificultades en materia de financiamiento. A este panorama se suman las dificultades para afrontar el pago del medio aguinaldo», sostuvieron las autoridades de la entidad.