Un juez dictaminó que el cantante «no tiene más obligaciones de grabación o futuras subvenciones contractuales con Big Ligas». La resolución fue apelada por los productores.

Un juez de Florida dictaminó que el cantante Paulo Londra «no tiene más obligaciones de grabación o futuras subvenciones contractuales con Big Ligas», sello discográfico que cofundó con Ovy On The Drums y Kristo.

Tras conocerse la noticia, el trapero cordobés celebró a través de su cuenta de Instagram: “Inmensa alegría. Gracias a todos, gracias a Dios. Es un primer y gran paso. Falta poco”, afirmó en una historia acompañada de la canción “Lose Yourself”, de Eminem.

Londra se encuentra en una disputa judicial por el contrato millonario que firmó en 2017 con la productora Ovi On The Drums -del colombiano Daniel Oviedo- y con la productora Big Ligas. Dicho acuerdo incluía una cláusula de copyright mediante el cual cedía a Big Ligas los derechos exclusivos sobre todo lo que implicara el uso de su voz.

Luego, al firmar con el sello multinacional Warner, el acuerdo se extendió hasta 2025, por lo que todo lo que produjera el cantante hasta entonces tendría que ser dividido con Big Ligas y la Warner.

Sin embargo, el cordobés argumenta que el contrato rubricado en 2017, cuando tenía 19 años, no le fue explicado debidamente y que creyó era para un video que se subiría a las redes, no para los derechos de sus canciones.

Cabe destacar que Paulo Londra fue el artista argentino más escuchado en Spotify en 2018 y 2019.