Las beneficiarias percibirán una asignación de 10 mil pesos y accederán a controles completos durante y después del embarazo.

El gobernador Juan Schiaretti, junto a la diputada nacional y coordinadora del Gabinete Social, Alejandra Vigo, encabezó ayer la puesta en marcha de la edición 2021 del programa de Protección de la Embarazada y su Bebé.

El objetivo principal de la iniciativa es acompañar la trayectoria de salud integral de las mujeres embarazadas o puérperas sin obra social, y a niñas y niños hasta los 45 días de edad.

El programa contempla una asignación de 10 mil pesos que será otorgada por única vez, que se sumará a la asignación de embarazo concedida por Nación, que dura siete meses. También prevé transporte gratuito urbano e interurbano para que las mamás se trasladen a realizarse los controles.

“Este programa va en la dirección de reforzar el cuidado de nuestras mujeres embarazadas, de aquellas que no tienen obra social y de las que muchas veces llegan al parto sin controles. También va en la dirección de cuidar a los cordobesitos y cordobesitas que nacen en nuestra provincia, porque consideramos misión indelegable del Estado proveer la salud, cuidar a nuestras mujeres embarazadas y cuidar a nuestros hijos”, dijo Schiaretti.

Luego, el primer mandatario provincial señaló que durante la pandemia los controles de salud en las mujeres embarazadas bajaron, sobre todo en los grupos que no tienen obra social. En este sentido, Schiaretti invitó a las madres a acudir a los controles para recibir la atención médica adecuada y estar preparadas para la llegada del bebé.

En este sentido, el gobernador puntualizó que pese a la pandemia “nuestro sistema sanitario debe seguir atendiendo las otras patologías y, en este caso, la llegada de la vida. Por eso agradezco a las ONGs y a los intendentes que se han sumado para ayudarnos y trabajar en conjunto para que esta política pública llegue a todos los sectores y a todas las mujeres del territorio cordobés”.

Mediante este programa, el Estado provincial busca garantizar el control prenatal a todas las embarazadas, para prevenir y diagnosticar a tiempo las complicaciones que pudieran ocurrir durante el embarazo.

La detección a tiempo permite derivar a la paciente y propiciarle el tratamiento oportuno para vigilar el crecimiento y la vitalidad del bebé, garantizando que toda embazada y recién nacida/o sean atendidos de manera segura y respetada. Además, se prepara a la mujer física y psíquicamente para el momento del parto.

A su turno, Vigo aludió a los motivos que hacen fundamental el desarrollo del programa:  Todos sabemos que la parte más vulnerable de esta sociedad siguen siendo las mujeres. Y en eso, las mujeres en su etapa de embarazo, que muchas veces no tienen a dónde acudir ni tienen sobre todo la guía, la garantía y la responsabilidad de que alguien les dé una mano para que puedan tener todos los controles cuando atraviesan un embarazo”.

La coordinadora del Gabinete Social también destacó el refuerzo presupuestario al programa: “A partir del 2021, el gobierno de la Provincia definió incrementar un 250% promedio los valores de todas las prestaciones nomencladas, para acompañar con financiamiento las necesidades de enfrentar lo que pueda suscitar entre ellas la pandemia. Pero fundamentalmente para promover la continuidad de las acciones de prevención y el cuidado de todos los cordobeses”.

Vigo explicó que “las prestaciones médicas mencionadas se van a dar a través del programa Sumar, que promueve el acceso equitativo de calidad a los servicios de salud para toda la población que no tiene cobertura médica formal, ningún tipo de cobertura de salud».

La inscripción al programa se realiza mediante un formulario único de postulante (fup), a través Ciudadano Digital nivel 1, las mesas de entrada de todos los ministerios provinciales, los CPC de la ciudad de Córdoba, Centros de Salud de municipios y comunas, los Punto Mujer ubicados en toda la geografía provincial, Salas Cuna y ONG’S.