El ministerio de Seguridad desplegó 30 controles en puntos estratégicos, en los cuales se lograron detectar actividades sociales y deportivas no permitidas.

El Ministerio de Seguridad de Córdoba desplegó ayer una serie de controles terrestres y aéreos en la ciudad, luego de que el sábado el gobernador Juan Schiaretti anunciará un endurecimiento de las sanciones a quienes violen las medidas de distanciamiento social dispuestas para evitar la propagación de la pandemia de coronavirus.

En ese contexto, la cartera de seguridad dispuso una treintena de puestos de control distribuidos estratégicamente a fin de detectar incumplimientos a las medidas dispuestas por el Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

Al respecto, el ministro Alfonso Mosquera reveló que «hoy hemos visto campeonatos de fútbol organizados y gente que no respeta las medidas que dispuso el COE. Se impondrán sanciones a aquellas personas que pongan en riesgo epidemiológico el gran esfuerzo que hemos hecho hasta aquí entre todos».

Y agregó: «Intentamos detectar grupos de personas que, en lugar de circular tal como lo establece el #COE, se reúnen a conversar, a tomar mate, o alrededor de prácticas deportivas no autorizadas, acciones que implican un riesgo sanitario que es preciso evitar».

«Córdoba está en una fase epidemiológica que nos posibilitó recuperar gran parte de las actividades económicas y sociales. Por lo tanto, los controles tienen que ser exhaustivos para que la irresponsabilidad de unos pocos no ponga en juego el esfuerzo de todos», dijo el funcionario en un mensaje publicados en las redes sociales.