El Informe Estadístico Nacional sobre Expendio de Combustibles precisa que las mayores bajas se registraron en los productos premium, que se derrumbaron hasta un 76%, con una merma de facturación de $42.354 millones.

Las ventas de combustibles cayeron 47,4 por ciento durante abril, el primer mes completo de aislamiento social obligatorio, frente a febrero, último mes en el que las actividades funcionaron a pleno, según el Informe Estadístico Nacional sobre Expendio de Combustibles elaborado por la consultora Economic Trends.

El estudio indica que las mayores bajas se registraron en los productos premium, que se derrumbaron hasta un 76 por ciento, con una merma de facturación de 42.354 millones pesos.

Sin embargo, se estima que mayo podría cerrar con un repunte del 20 por ciento respecto a abril, y prevé que para octubre la venta estaría estabilizada casi al 100 por ciento.

Al respecto, el presidente de la Confederación de entidades de Comercialziación de Hidrocarburos y Afines (Cecha), Gabriel Bornoroni, remarcó que «la magnitud de esta caída es inédita en la historia del sector, y hace que lo registrado en las cuatro recesiones de los últimos 10 años, las caídas en el expendio de combustibles fueran insignificantes en comparación con la actual».

Asimismo, destacó que el 84 por ciento de las estaciones de servicio fueron incluidas en el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Según el informe, al menos el 84,3 por ciento de las Estaciones de Servicio del país se encuentran operando a pérdida.

Por otra parte, se detalló que la mayor caída de los combustibles se registró en el segmento de naftas, con una baja del 67,5 por ciento, con una mayor caída en la variedad premium, de 73,6 por ciento, que en la súper que se cayó un 65,2 por ciento.

En tanto, la caída en gasoil fue del 28 por ciento, lo que explica que se haya registrado una mayor retracción de gasoil premium, del 52,1 por ciento, que de gasoil grado 2, del 17,8 por ciento.

En cuanto a distribución geográfica de las ventas, en la ciudad de Buenos Aires los volúmenes cayeron un total de 73,8 por ciento; en Córdoba, 61,1 por ciento, y en Rosario del 54,6 por ciento; mientras que en las principales provincias, la retracción fue del 51,5 por ciento en Buenos Aires; 29,1 por ciento en Córdoba; 37,8 por ciento en Santa Fe y 52,4 por ciento en Mendoza.

Finalmente, el informe alerta que en abril de 2020, el 64,1 por ciento de las estaciones de servicio del país tuvo ventas por debajo del punto crítico, es decir el volumen por debajo del cual se producen pérdidas, con un promedio de 304,636.70 pesos de pérdidas.

En tanto que un 86,3 por ciento estuvo por debajo de punto de equilibrio, el volumen por encima del cual se produce un resultado equivalente a más del 3 por ciento sobre ventas.