De esta forma, los haberes previsionales acumularán un incremento del 19,9% para la primera mitad del año, y más del 80% de los jubilados le ganarán a la inflación en un 5,1%.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, anunció ayer un aumento del 6,12 por ciento para las jubilaciones y pensiones a partir de junio, con lo que el haber mínimo pasará a 16.864 pesos y el haber máximo a 118.044 pesos.

En conferencia de prensa, el funcionario explicó que con la suba de marzo, los haberes previsionales acumularán un incremento del 19,9 por ciento para la primera mitad del año, frente a una inflación estimada del 14,4 por ciento.

Al respecto, Moroni destacó que con este nuevo incremento, más del 80 por ciento de los jubilados percibirán un incremento real del 5,1 por ciento.

«Estamos generando incrementos que permitan fortalecer el carácter distributivo y solidario del sistema previsional, atendiendo a aquellos haberes más bajos», remarcó.

Por su parte, la titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, subrayó que «además del incremento que se han dado oportunamente, podemos dar cuenta de unas bonificaciones que han recibido los jubilados, en dos oportunidades de 5 mil pesos, también la bonificación de tres mil pesos del mes de abril y, por supuesto, una política de ahorro para los jubilados y jubiladas que tiene que ver con la posibilidad de que los cinco millones de afiliados al PAMI no tengan que gastar su haber en los medicamentos que el Estado garantiza».

«También contarles que dentro de esta política de cuidado y protección se encuentra la política de congelamiento de las tarifas, porque ustedes saben cómo golpeaba a los jubilados y las jubiladas el aumento sistemático e irracional de las tarifas», agregó a la vez que recordó que en junio está el pago la mitad del aguinaldo.