Desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines destacaron que “esto es una clara señal de que la gente comenzó a quedarse en sus domicilios y solo van a nuestros establecimientos quienes están cumpliendo alguna tarea esencial”.

En el marco del aislamiento social y obligatorio, las ventas en las estaciones de servicio registraron una caída del 80 por ciento, informó ayer la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha).

A través de un comunicado de prensa, la entidad destacó que la baja de las ventas de combustibles “es una clara señal de que la gente comenzó a quedarse en sus domicilios y solo van a nuestros establecimientos quienes están cumpliendo alguna tarea esencial. Desde Cecha continuamos tomando todo tipo de recaudos para mantener seguros a los playeros que diariamente van a prestar sus servicios”.

Por otra parte, desde Cecha reiteraron la importancia de que quienes vayan a cargar combustibles permanezcan en los vehículos, excepto en el caso de GNC donde por seguridad deben bajar, manteniendo la distancia indicada.

Finalmente, confirmaron que se están elaborando distintas propuestas para afrontar el pago de salarios del mes de marzo para acercar al Gobierno nacional, “entendiendo que es necesario poner de todos en este momento”.