Así lo informó la CAME, aunque aclaró que se mantienen 26,8% por debajo de igual mes de 2019.

El Índice de ventas minoristas pyme subió 40,8 por ciento anual en abril, según la medición a precios constantes, aunque se mantiene 26,8 por ciento debajo de abril de 2019, informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Para el primer cuatrimestre del año las ventas se incrementaron 6,8 por ciento frente a los mismos meses de 2020, mientras que en la comparación mensual cayeron 8,3 por ciento.

La entidad explicó que, “además de la retracción del consumo por precaución frente a la incertidumbre sobre cómo evolucionará el Covid, como ya sucedió en marzo, pesaron las demoras en las entregas de mercadería”. El 58 por ciento de las empresas relevadas tuvo problemas de abastecimiento, con un plazo promedio de demoras de 28 días, siendo el sector textil indumentaria uno de los más afectados, con un promedio de 40 días de atrasos.

Todos los rubros subieron en la comparación anual. Algunas de las tasas más elevadas ocurrieron en: Calzado y marroquinería (+69,9%), que tras el desplome de casi 80 por ciento en abril 2020, rebotó impulsado principalmente por la demanda de calzado escolar. De todos modos, casi ningún comercio de ese sector se animó a definir abril como un mes bueno.

Otro rubro con fuerte crecimiento fue Mueblerías, decoración y artículos para el hogar (+70,4%), pero todavía se mantiene 63,5 por ciento por debajo de los niveles de ventas de abril 2019.

En el rubro Alimentos y bebidas, las ventas en los comercios pymes de abril aumentaron 4,7 por ciento anual y se ubicaron solo 4,3 por ciento debajo del mismo mes de 2019. En aquel entonces, habían bajado 8,6 por ciento, siempre midiendo a precios constantes, por eso la tasa de recuperación es bastante inferior al resto. Incidió mucho la baja en la venta de carnes y el desplazamiento de la demanda hacia los canales mayoristas y online de grandes supermercados.

En Electrodomésticos, artículos electrónicos, computación, celulares y accesorios, las ventas se incrementaron 58,7 por ciento interanual, a precios constantes, pero resultaron 52,7 por ciento menores al mismo mes de 2019.

Asimismo, en Indumentaria, las ventas minoristas subieron 65,6 por ciento anual pero aún están 64,1 por ciento debajo de abril 2019.

Finalmente, el rubro Ferretería, materiales eléctricos y materiales para la construcción tuvo un ascenso anual de 27,7 por ciento en abril, pero registra aún una caída de 22,7 por ciento si se la compara con el mismo mes de 2019.