El ex presidente advirtió sobre un supuesto “ataque a la independencia judicial” y defendió el fallo de la Corte a favor de la presencialidad de las clases en el AMBA.

El ex presidente Mauricio Macri afirmó que la Argentina es «azotada» por el «populismo» y consideró que eso hace que se debilite el sistema institucional y se produzcan «ataques a la independencia judicial».

«El populismo que azota a mi país debilita el sistema institucional, cercena la libertad de expresión y ataca la independencia judicial», subrayó el ex mandatario, al participar del foro «Defensa de la democracia en las Américas» en un hotel de Miami, en Estados Unidos.

El líder del PRO lanzó duras críticas a las negociaciones por de adquisición de vacunas contra el coronavirus que hizo el gobierno de Alberto Fernández y consideró que se hicieron con una «ineptitud absoluta». Al respecto, sostuvo que «poco más del 2% de la población ha recibido las dos dosis para estar protegidos».

«No hay ninguna crisis sanitaria que justifique nos arrebaten nuestras libertades, eso es inaceptable», se quejó Macri, al apuntar a los DNU con restricciones.

A su entender, «queda claro que las democracias no mueren por un golpe de Estado». «Ya no vemos un hecho abrupto, como los tanques saliendo a la calle, sino dirigentes que ganan una elección y desde a dentro del sistema empiezan a corroerlo, a debilitar el sistema institucional, cercenar la libertad de expresión, atacar la independencia del poder judicial y proclamándose los defensores del pueblo para justificar todo tipo de atropellos», sostuvo el dirigente opositor.

«Argentina está amenazada por un comportamiento que busca debilitar el Poder Judicial, violando la Constitución y los derechos humanos. Tiene un propósito: generar impunidad sobre funcionarios sobre su gobierno que están siendo investigados por hechos graves de corrupción y algunos que ya han sido condenados. Y todo lo disfrazan bajo la figura del lawfare, que ellos son las víctimas de periodistas, la oposición y jueces que buscan perseguirlos», recalcó Macri.

En tanto, recordó que tanto él como su familia han sido perseguido por el Frente de Todos y expresó: «No ha tenido límite». «El populismo conduciendo una crisis sanitaria es una doble combinación, es más peligroso. Esto es grave, porque queda más en evidencia la mentira y la ineptitud», enfatizó el líder de Juntos por el Cambio.

«En el caso de nuestro país, nos han llevado a la cuarentena más larga del mundo, debilitando todo el tejido social, alterando toda la vida de los argentinos, generando problemas psicológicos y sanitarios que vamos a ir encontrando en los próximos años».

«Lo que es más complejo, que es que el populismo inocula el virus de la resignación. Nos quieren hacer creer que esto es así, que la gente tenga que resignarse a la pobreza, a no tener cloacas, a no tener agua potable y ahora ni siquiera pueden vacunarse. Contra eso es lo que realmente tenemos que luchar», agregó Macri.

(Fuente: La Nueva Mañana)