«No estamos dictando medidas de política educativa. Son medidas de política sanitaria», remarcó el presidente.

El presidente Alberto Fernández afirmó anoche que el fallo de la justicia porteña que habilita la continuidad de las clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires genera «un estrago jurídico» porque toma medidas que son «del exclusivo resorte de la Justicia Federal».

«Lo que hicieron es un estrago jurídico. Están tomando medidas que son del exclusivo resorte de la Justicia Federal. No estamos dictando medidas de política educativa. Son medidas de política sanitaria en una pandemia. Por eso la ciudad fue directo a la Corte Suprema de Justicia de la Nación», dijo el Presidente en declaraciones a El Destape.

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires falló a favor de la presencialidad de las clases en el AMBA, al aceptar una cautelar planteada por organizaciones de docentes contra el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Gobierno nacional que establece la suspensión de la presencialidad por 15 días para contener la segunda ola de coronavirus.

En tanto, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) de Capital ratificó un paro para hoy y remarcó que «en las escuelas siempre enseñamos a respetar el orden de prelación de las leyes, la Constitución Nacional y el pleno ejercicio de la democracia en el marco del Estado de Derecho».

Más temprano, el presidente consideró que «no es razonable resistir en la Justicia medidas que fueron adoptadas para proteger la salud del conjunto de la población».

«Les estamos exigiendo a los jueces que tomen decisiones que los exceden por el mismo marco objetivo de pandemia. Y, de hecho, ya se produjeron los primeros rechazos en algunos juzgados de la ciudad de Buenos Aires que entienden que es un tema que los excede», explicó.

Y agregó: «Hemos adoptado esa vía porque entendemos que así vamos a poder poner en sintonía al sistema de salud de la ciudad que hoy está al borde de su saturación por la utilización de camas que se usaron en la atención de otras patologías que no son Covid-19».

En este sentido, el Jefe de Estado pidió hacer «este esfuerzo por el bien de todos» y poder «garantizarle a quien lo requiera la atención médica que necesite».