El presidente del máximo tribunal del país dijo que antes de fin de mes se elegirá a su sucesor. “La sociedad tiene razón cuando dice que la Justicia es lenta”, admitió. 

El presiente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz, anunció ayer que no seguirá al frente del máximo tribunal del país y que confirmó que antes de fin de mes será elegido su sucesor.

Según trascendió, los vocales Elena Highton y Ricardo Lorenzetti habrían manifestado que no tienen intenciones de conducir el cuerpo, con lo que la presidencia de la Corte sería disputada entre Horacio Rosatti y Horacio Maqueda.

En una entrevista con el programa “Desde el llano”, que conduce Joaquín Morales Solá en TN, Rosenkrantz el magistrado admitió: “Muchas veces los argentinos tendemos a externalizar la responsabilidad. Y, cuando los juicios son lentos, creemos que los responsables son los jueces, pero no siempre es así”.

En este sentido, aclaró: “Para evitar errores, es necesario que los procesos de los jueces sean recurribles. Y eso impacta en la rapidez de los procesos judiciales”.

“El modo de mejorar requiere de cambios procesales, pero también cambios en el modo en que se ejerce la profesión y en que se imparte la educación legal”, indicó.

“No hay solución mágica. Hay que señalar que no todos los procesos judiciales son lentos. En general, los que son más lentos son los megaprocesos”, añadió.

Cabe recordar que Rosenkrantz fue designado por el presidente Mauricio Macri en 2016, y su nombramiento fue cuestionado ya que no recibió el aval del Congreso.