En el primer juicio con esta modalidad en Córdoba, se condenó a un hombre a un año de prisión condicional por violencia de género.

La Cámara Tercera del Crimen condenó ayer a un año de prisión condicional a un hombre por violencia de género en lo que fue el primer juicio por video conferencia en la provincia de Córdoba.

Para ello, el tribunal se ubicó en una sala, y los funcionarios del Ministerio Público Fiscal, coordinados por el Fiscal Marcelo Hidalgo, en una sala distinta por cuestiones sanitarias.

El acuso recibió la pena de un año de condena condicional por tres delitos de desobediencia a la autoridad en el marco de una causa por violencia familiar.

Asimismo, se dispuso la entrega del botón antipánico a la víctima.

En tanto, el fallo establece que cuando se levante la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus, al sentenciado se le impondrán obligaciones para continuar con tratamiento psicológico y a su vez restricciones de contacto con la víctima.