Asimismo, destruyeron la placa conmemorativa del Día del Orgullo colocada por la Municipalidad.

Un grupo de veteranos de Malvinas se convocó nuevamente ayer frente al mástil del Parque Sarmiento, con el objetivo de sacar la bandera de la Diversidad LGTB que fue izada en ese lugar por el intendente de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryora, en el marco de la conmemoración del Día Internacional del Orgullo.

«Estamos en contra del arriamiento de nuestra enseña. La reemplazaron y no dejan que bajemos esta bandera. Es un hecho muy grave», expresó uno de los asistentes en el lugar. Cerca de 300 personas se congregaron para rechazar la decisión de la Municipalidad de Córdoba.

Un hecho similar ocurrió el sábado y fue contenido por la intervención de la Policía de Córdoba. Sin embargo, esta tarde también se conoció que la placa alusiva colocada por el Ejecutivo local fue vandalizada y destruida.

Asimismo, diferentes organizaciones sociales se pronunciaron al respecto y repudiaron el accionar. Cabe destacar que en todas las ciudades del mundo flamea la bandera LGBTQ en estas fechas por el Día Internacional del Orgullo LGTB que se conmemora el 28 de junio. Representa el respeto y la tolerancia hacia las minorías sexuales y la lucha por los derechos de la comunidad.

Por su parte, el secretario de Gobierno de la Capital cordobesa, Miguel Siciliano, afirmó que “la acción de izar la bandera fue un hecho que permite poner sobre la mesa temas que los Estados no están decididos a hablar”.

En declaraciones a Cadena 3, el funcionario municipal sostuvo que es necesario centrar el debate en la inclusión y la igualdad: «Por supuesto que nuestro símbolo patrio no está en discusión. Todos amamos la bandera argentina. Esta gestión municipal está llenando de mástiles y de banderas argentinas a nuestra Capital. Una de las cosas que venimos haciendo es colocando mástiles en los espacios verdes recuperados, porque nos da orgullo. Pero como ciudad, como sociedad, tenemos que animarnos a pensar que hay gente que la pasa mal, que sufre, que está excluida desde hace cientos de años”, sostuvo Siciliano.

(Fuente: La Nueva Mañana)