Según el Indec, el mismo grupo requirió $25.685 para no ser indigente. La canasta básica alimentaria creció 4,5% mensual y la canasta básica, 5%.

Una familia tipo, compuesta por dos adultos y dos menores, necesitó en marzo 60.874 pesos para no ser pobre y 25.685 pesos para no ser indigente, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De esta forma, la canasta básica alimentaria (CBA) subió 4,5 por ciento mensual, mientras que la canasta básica total (CBT) creció 5 por ciento, por encima del índice de inflación de marzo que fue de 4,8 por ciento.

En tanto, las variaciones interanuales de la CBA y la CBT resultaron del 48 por ciento y 45 por ciento, respectivamente.